Violetta Cosméticos

Las 5 cosas que no sabemos

Protector Solar

1- Protección frente a la polución. ¿Por qué esto es importante? Porque las partículas de polución menores a 10 µm penetran en nuestra piel, y como son “huecas”, pueden absorber gases del exterior. Esto, junto con la radiación solar ultravioleta e infrarroja, hace que nuestra piel luzca más apagada, que aparezcan manchas prematuras y arrugas más acentuadas.

2- Recientemente se ha demostrado que la luz azul, o luz de las pantallas, induce hiperpigmentaciones en la piel. Estas suelen ser melasma e hiperpigmentaciones postinflamatorias (es decir, después de cualquier agresión cutánea que conlleve inflamación). De hecho, ya hay algunos protectores solares que incluyen filtros frente a este tipo de luz.

3- Siempre decimos que es importante no exponerse al sol en las horas centrales del día, pero olvidamos que el protector solar hay que llevarlo puesto (¡y reaplicarlo!) durante todo el día. ¿Sabes por qué? La radiación UVB (la que produce daño en el DNA celular), sí varía en función de la hora del día y de la estación en la que nos encontramos, pero la radiación UVA (responsable del fotoenvejecimiento) se mantiene estable durante las horas de luz, además de tener una menor variabilidad estacional. Por este motivo hay que utilizar un protector solar tanto en verano como en invierno y durante todo el día.

4- Además de la radiación UVA, UVB y la luz de las pantallas, existen otros tipos de radiaciones que tienen efecto sobre la piel. La luz visible, por ejemplo, ha demostrado producir hiperpigmentaciones en las capas más profundas de la piel, ya que hasta un 20 % de la luz recibida llega a este nivel. La luz infrarroja es la responsable de producir esa sensación agradable de calor, pero también genera estrés oxidativo con la consecuente producción de radicales libres. Aunque este daño es 4 veces menor que el producido por la radiación UVA, los rayos infrarrojos potencian el daño oxidativo producido por los UVA.

5- Estar a la sombra reduce solo un 30-50 % de la radiación UV, por lo que la excusa de que no nos aplicamos fotoprotector porque vamos por la sombra, no sirve. Además, la radiación UV atraviesa las nubes, así que en los días nublados también debemos protegernos. No olvidemos que la radiación UVA atraviesa los cristales, así que si a través de la ventana de nuestra oficina o del auto se cuelan rayos de sol, debemos utilizar también un protector solar en interiores. 

Conclusión: existen muchísimas razones por las que el protector solar es el elemento más importante de nuestra rutina cosmética y salud diaria.

¿Te resultó esclarecedora la nota? Te invitamos a suscribirte al newsletter de nuestro blog para poder acercarte información sobre el inmenso y rico universo de la cosmética. Gracias por dedicarnos tu tiempo.

¡A disfrutar del verano!